Blog de Noticias
Una de las cuestiones más frecuentes que gira en torno a los arrendamientos de vivienda es el concepto de fianza. Su comprensión resulta imprescindible tanto para el arrendador como para el arrendatario, pues, supone la asunción de una serie de garantías y obligaciones para ambos dentro de la relación jurídica establecida, además de configurar su ausencia como una de las causas tasadas de resolución de pleno derecho del contrato de arrendamiento por el arrendador.

El punto de partida no puede ser otro que la definición del concepto de fianza en virtud del artículo 36.1 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), como un depósito obligatorio en metálico, equivalente a una mensualidad de la renta fijada, que debe efectuar el alquilado en el momento de la formalización del contrato con el fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones pactadas.

Leer más

0

Newsletter